sin pretenciones… solo opniones

No tengo la menor duda que con el tiempo, evolución y educación, las iglesias “cristianas” que hoy pululan por todo el mundo, en unos años serán vistas como hoy vemos los multiniveles y el esquema Ponzi: modelos de estafa. seguramente mi generación no lo vea, pero si mis hijas y así sus hijos.

Y aunque me declaro no creyente esto va más allá de ser o no ser, porque usted perfectamente puede ser creyente, pero, ¿Por qué creer en un dios debe ser sinónimo de dar parte de su dinero a terceros? Mi esposa se define como católica (y yo a veces argumento con ella que no es por su elección, sino por herencia, pero esto es tema para otro debate) y, no esta “aportando” parte de su sueldo a nadie, ni el diez por ciento ni el uno por ciento ni nada. Siempre me he preguntado porque un dios omnipotente que nos mira desde lo mas alto del universo, esta obsesionado conque las hormigas que somos comparadas con un elefante que vendría siendo el. “aportemos” dinero a otras hormigas en su nombre.

¿Cómo puede justificarse como amor?, que principalmente los pobres (porque si, las iglesias las mantienen desafortunadamente los más pobres), quiten de su mesa recursos para entregarlos a “pastores” que, dada la evidencia destinan en ellos estos recursos (la ostentosa infraestructura de las iglesias es de los pastores, porque nada esta a nombre de los feligreses, toda la finca raíz y terrenos son de los pastores y sus familias).

La subjetividad de la biblia se presta para que estos pastores, justifiquen la recolección de recursos. “si quieres recibir bendiciones financieras, debes aportar, dar un paso de fe”. Y evidencia sobra al respecto: feligreses llegando a las mega instalaciones de las iglesias en bus o en un automóvil familiar y, los pastores escoltados viniendo de sus mansiones.

 

 

Puedo citar un ejemplo de primera mano: unos familiares de mi esposa (tío, su esposa y prima), Vivian acá en Bogotá Colombia hace diez años (en arriendo, pero con una casa propia que rentaban en Pereira). Eran lo que en el país se denomina estrato 3, clase media trabajadora básicamente. Aparentemente Vivian cómodamente, el tío de mi esposa trabajaba en temas de seguridad (como buen ex militar), la esposa era la típica paisa con verbo que se le mide a todo, pero que no hizo una profesión y la prima, que estaba terminando el bachillerato. Repito, hace diez años todo aparentemente todo “normal” y fluyendo. Desde mi óptica y percepción eran ellos un poquito arribistas, pero si, era mi percepción.

De un día para otro agarraron maletas y se fueron para Fort Lauderdale en Florida, Estados Unidos, a vivir. Como buenos colombianos, me entere después que argumentaron ante la embajada de Estados unidos amenazas y peligro para sus vidas. Una vez en USA, el tío busco trabajo en Uber llevando comidas en las madrugadas y la esposa se ubicó en un Call Center, la prima si no me equivoco entro a estudiar y también intento ser “Instagramer”. Varios años después por medio de otros familiares me entere que en la practica salieron de Colombia porque económicamente estaban reventados, la prima tenia acá en Colombia un novio muy pudiente y ella, el tío y su esposa, se gastaron lo que no tenían intentando impresionar y mantener el mismo nivel de gastos que claramente no podían sostener en el tiempo. Especulo yo que seguramente la relación no prospero y ya le habían apostado su capital a consolidar ese yerno y no fue.

En USA siguieron con sus ocupaciones iniciales por varios años. Hasta que, y es acá donde retomo el tema de las iglesias, los pastores y lo que la evidencia definirá como estafa. La prima se hizo novia del hijo de un pastor en Florida. El tío y su esposa vieron la minita de oro que se cruzaron y, de vuelta le apostaron al prospecto de yerno. Esta vez si se consolido el tema y se casaron. El nuevo y flamante yerno es ahora pastor por “designación divina” de su papá y de un parpadeo los familiares de mi esposa, pasaron de trabajar en Uber y un Call Cenver, a ser parte de una poderosa iglesia cristiana en USA, la prima vive ahora en el Downtown de Miami, que tiene apartamentos de varios millones de dólares. Según me comparte mi esposa, la iglesia de la que ahora son “socios”, tiene sucursal en Colombia, y ahora viajan a liderar a los jóvenes de su prospera iglesia.

Esto es digno de un buen libro que termine en “vivieron felices por siempre”, porque por azares de la vida, pasaron de ser simples mortales, a lideres de multitudes súbitamente. Es acá donde yo reflexiono y me pregunto ¿Quién nombra a los pastores? ¿Por qué como un principado los hijos de los pastores son automáticamente pastores? ¿de dónde salen los recursos para ese estilo de vida tan ostentoso? Y yo mismo me respondo: Se nombran a sí mismos, no hay forma que puedan sustentar que un dios bajo a ungirlos, los hijos no otra cosa que herederos de un reinado. Los recursos salen de usted, que sagradamente hace su aporte esperando recibir una bendición pero que, esas bendiciones están ya escrituradas a nombre del pastor y su familia, el día de mañana cuando usted se de cuenta de la verdad, no podrá llevarse ni un ladrillo de lo que tanto ayudo con sus recursos seguramente adquiridos con mucho esfuerzo y sudor, ayudo a construir.

De nevo, el tema no es de creer o no creer, es de razonar y no alimentar a estafadores que, con biblia en mano, meten la mano en los bolsillos de su familia. Crea, y si quiere hacer algo noble con algunos de sus recursos. Hay gente en este momento que realmente la esta pasando mal, sea usted el que entregue a quien realmente puede ayudar a salir de un al momento. Cuando el fin de su vida física termine y deba rendir cuentas, tenga por seguro que no habrá un dios felicitándolo por ayudar a que determinado pastor se comprara esa camioneta blindada ni ese yate. Para lo que acabo de exponer, hay mil argumentos de ese pastor con biblia en mano, que sustenten porque usted debe darle su dinero a la iglesia. El tiempo desnudara a estos estafadores, como dicen en la red social X… guarden este Tweet.

El tiempo, la educación. Expondrán el modelo de estafa que es a la fecha una “Iglesia Cristiana” Misión Carismática, Casa Sobre La Roca, entre muchas otras solo son propiedad de “Pastores” aburguesados.

error: El contenido esta protegido